Esta semana, en la sección de Centímetros Cúbicos ‘Conduce seguro con Ponle Freno’, os damos las claves para cambiar una rueda pinchada del coche.

Lo primero que hay que hacer es tener las herramientas necesarias para poder cambiar una rueda: un gato, una llave y la rueda de repuesto. Después, debemos aflojar las tuercas con la llave y colocar el gato en el sitio específico para no dañar el chasis y subir el coche hasta que podemos sacar la rueda con comodidad.

Una vez colocada la rueda de repuesto, haremos los mismos pasos que antes, pero a la inversa. Si se trata de un pinchazo leve, podemos emplear un kit antipinchazos.